Pin It

 

  Audio

 

Presentamos un extracto de la Homilía de Monseñor Ñáñez el pasado domingo 7 de mayo, en donde se expresa sobre lo tratado en la Asamblea del Episcopado, al recibir a personas que vivieron la tragedia de las desapariciones y de las muertes en la década del 70.

“La semana que ha concluido, los Obispos de la Argentina hemos tenido una de las dos asambleas que año a año realizamos. Nos hemos reunido en la ciudad de Pilar en la ciudad de Buenos  Aires. En el marco de esa Asamblea y teniendo presente lo que el Papa Francisco nos habla acerca de  la cultura del encuentro, nosotros hemos querido escuchar a personas que vivieron la tragedia de las desapariciones y de las muertes en la década del 70. Y escuchar a esas personas que viven el drama del duelo subsiguiente a esos hechos. Ha sido una escucha atenta y respetuosa de parte de los Obispos, y quienes fueron invitados hablaron con entera libertad y respetuosamente.

A continuación los Obispos hemos conversado sobre esos hechos. La inmensa mayoría del episcopado argentino cuando estos acontecimientos sucedieron, no éramos obispos. Algunos éramos sacerdotes, otros eran seminaristas, otros incluso eran adolescentes. El grupo en el cual yo estaba, había un obispo que dijo: cuando estas cosas sucedieron yo estaba en sexto grado, tenía doce años. Cual era la intención de este escuchar y escucharnos, buscar comprender mejor lo que sucedió, y buscar que esa experiencia pudiera servirnos a nosotros, y a lo mejor servir a nuestros conciudadanos y a la sociedad. Hicimos esta reflexión en un espíritu verdaderamente fraternal, poniendo todo en las manos de Dios, confiando en su Gracia y pidiendo que nos muestre sus tiempos y sus caminos.

Ahora la preocupación por esos temas era y es una preocupación estrictamente pastoral y no tenía nada que ver con ningún tipo de especulación de ninguna otra clase. Y una convicción bien arraigada es que no puede haber auténtico perdón y reconciliación sin justicia y sin reparación. Esto clarito. Ponemos todo eso en las manos de Dios, pero es oportuno me parece hacer estas consideraciones.

+ Monseñor Carlos José Ñáñez

Arzobispo de Córdoba, Argentina.

Links del Mensaje ARZOBISPADO de CÓRDOBA

Audio Homilia en Cadena 3

 

separador

Pin It

El trabajo, no es mercancía.

Mensaje Día del Trabajador.

 

SanJoseObrero

 

La Iglesia en el Concilio Vaticano II nos dice “Y mientras unos pocos disponen de un poder amplísimo de decisión, muchos carecen de toda iniciativa y de toda responsabilidad, viviendo con frecuencia en condiciones de vida y de trabajo indignas de la persona humana” GS 63.

El trabajo como una parte importantísima e innegable de la dignidad humana, debe ser una política de Estado en todo gobierno. Es por ello que como Iglesia de Córdoba acompañamos todas las iniciativas que impulsen el mantenimiento y la creación de fuentes laborales, y la recuperación y profundización de la cultura del trabajo.

La escasez o falta de trabajo ocasiona que el mismo sea tratado como una mercancía, que puede comprarse y venderse libremente en el mercado y cuyo precio es regulado por la ley de la oferta y de la demanda, sin tener en cuenta el mínimo vital necesario para el sustento de la persona y de su familia. Además, el trabajador ni siquiera tiene la seguridad de llegar a vender “su propia fuerza de trabajo”, al estar continuamente amenazado por el desempleo.

El trabajo no puede ni debe ser considerado como un objeto material ya que es una parte fundamental en la realización y dignificación de la persona, y tampoco debe ser considerado un componente más para la maximización de beneficios económicos, perdiendo de vista al ser humano.

Frente a la situación actual, en que existen en nuestra sociedad diferentes posturas, a veces opuestas entre sí, sobre la forma en que se deben regular las relaciones económicas, es importante tomar conciencia de que todos -gobernantes, dirigentes gremiales, trabajadores, empresarios- estamos obligados a buscar un justo equilibrio. Solo mediante la participación responsable de todos en esa búsqueda y el compromiso de los que tienen responsabilidad de tomar estas decisiones, podremos garantizar la continuidad de los puestos de trabajos existentes y lograr ampliarlos de manera constante.

Agradecemos a Dios nuestro Señor por el trabajo cotidiano que posibilita, a tantos hombres y mujeres, llevar el pan de cada día a su mesa.-

 

PASTORAL SOCIAL ARQUIDIOCESANA.

IGLESIA CATÓLICA EN CÓRDOBA.


Córdoba, 1 de mayo de 2017.-

 

Descargar Mensaje en PDF  icon pdf

 

separador

Pin It

noalcohol

 

Como Iglesia Católica que peregrina en la zona de Sierras Chicas, deseamos expresar nuestra preocupación ante la organización de la denominada "Fiesta de San Patricio" que se realizará durante los días 8 y 9 de abril en la ciudad de Mendiolaza. Desde la Municipalidad de dicha localidad se alega que el evento está destinado para la familia, y que incluye actividades para menores y niños. 

Frente a esta realidad nos preocupa que este acontecimiento está tradicionalmente asociado al consumo indiscriminado de bebidas alcohólicas. De realizarse esta fiesta con estas características se naturaliza y profundiza la grave problemática de esta adicción que constatamos y padecemos en nuestras ciudades como un verdadero flagelo que destruye la vida y las familias.

Creemos que el Estado tiene la grave obligación de velar por la salud y el bienestar de las personas defendiendo toda vida, toda la vida. Por nuestra parte, como comunidad cristiana, manifestamos nuestra disconformidad y preocupación ante este evento,  porque es nuestro deber, como comunidad religiosa y como ciudadanos, cuidar toda vida, toda la vida.

Curas párrocos de Salsipuedes, Río Ceballos,

Unquillo, Mendiolaza, Villa Allende, Saldán y La Calera.

Pastoral Social Arquidiocesana.

Iglesia Católica en Córdoba.

 Córdoba, 7 de abril de 2017

 

Descargar mensaje en PDF  icon pdf

separador

 

 

Pin It

La Pastoral Social Arquidiocesana invita a todas  las comunidades a que durante estos días, y especialmente en las celebraciones del próximo fin de semana, recemos la Oración por la Patria.

Le queremos pedir a Dios Padre que nos asista para que todos los argentinos caminemos juntos,  autoridades y ciudadanos,  poniéndonos entre todos  “la Patria al hombro”; contribuyendo a la paz social, afianzando la democracia y promoviendo la concordia entre todos, en favor de nuestra Patria bendita.
Que Nuestra Madre de Luján y el Santo Cura Brochero intercedan por nosotros.

 

 

 

ORACIÓN POR LA PATRIA

Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos.

Nos sentimos heridos y agobiados.

Precisamos tu alivio y fortaleza.

Queremos ser nación,

una nación cuya identidad

sea la pasión por la verdad

y el compromiso por el bien común.

Danos la valentía de la libertad

de los hijos de Dios

para amar a todos sin excluir a nadie,

privilegiando a los pobres

y perdonando a los que nos ofenden,

aborreciendo el odio y construyendo la paz.

Concédenos la sabiduría del diálogo

y la alegría de la esperanza que no defrauda.

Tú nos convocas. Aquí estamos, Señor,

cercanos a María, que desde Luján nos dice:

¡Argentina! ¡Canta y camina!

Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos.

Amén.

 

Descargar Oración por la Patria   Descarga

separador

Pin It

cura-brochero-foto-

 Nuestra Patria, atraviesa momentos de dificultad. La situación de pobreza en nuestra provincia y país, se manifiesta, no en cifras, sino en personas, en historias de vida, reales y concretas, que para nosotros dejan de ser números o estadísticas.

Esta realidad nos interpela a todos –más allá de los intereses sectoriales- Sólo cuando antengamos una mirada desde el Bien Común podremos comenzar a dar respuestas y superar este flagelo de la pobreza que toca diversas aristas de nuestra sociedad, como es el caso de la educación.

 Descargar mensaje en PDF  icon pdf

 

separador

Buscador del Sitio

Facebook